11/12/17

La Guajira se prepara para la bonanza de las energías renovables


La Guajira se prepara para la bonanza de las energías renovables

La Guajira se prepara para la bonanza de las energías renovables

Hay ocho proyectos en marcha y once que están en espera para producir energías limpias en este departamento, que ha sido calificado como el de más potencial en este aspecto.

elheraldo.co

“Es necesario aprovechar el Acuerdo de París e incrementar el uso de las energías limpias o renovables”, fue una de las peticiones urgentes que se hicieron en la  cumbre número 23 sobre el cambio climático que se llevó a cabo este año en Bonn, Alemania.

Esas energías son aquellas que provienen de fuentes naturales y que cada vez son más usadas porque no producen gases de efecto invernadero o cualquier otro tipo de gases contaminantes y por eso se denominan “limpias”.

En el Acuerdo de París que se decidió hace dos años, en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que establece medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero, los países firmantes acordaron darle un respaldo a estas energías renovables con el fin de reducir los efectos del cambio climático y el calentamiento global.

Otra de las ventajas competitivas de esta energía, son los costos, por lo que  en Colombia está creciendo cada vez más el número de empresas y negocios que se han sumado a la producción y uso de alguna de las energías renovables, ya sea solar o eólica, entre otras.

En La Guajira, específicamente, hay ocho proyectos que están en curso, según aseguró Luis Medina Toro, director de la Corporación Autónoma Regional de La Guajira, Corpoguajira.

“Estas iniciativas ya están licenciadas y hay once más en proceso de empresas que están haciendo el estudio de los vientos, los cuales deben ser monitoreados durante al menos tres años, para luego iniciar el trámite”, explicó.

A mediados de este año el ministerio de Minas y Energía,  a través de la Unidad de Planeación Minero Energética- UPME, abrió convocatoria para la interconexión del primer grupo de proyectos de generación eólica del país al Sistema de Interconexión Nacional.


Un paso

El anuncio se efectúa luego de entregadas las garantías por parte de las firmas promotoras de proyectos de generación eólica en La Guajira: Enel Green Power, Empresas Públicas de Medellín E.S.P. y Jemeiwaa Ka´i S.A.S. al operador del mercado eléctrico, XM S.A. E.S.P., el cual dio la respectiva aprobación, informó esa cartera.

Explicó que el proyecto permitirá conectar al menos 1.250 MW al Sistema Interconectado Nacional y se construirá una nueva subestación colectora a 500 mil voltios y de dos líneas de transmisión entre ésta y la subestación del corregimiento de  Cuestecitas, en La Guajira, la cual a su vez se interconectará con la subestación La Loma, en el Cesar. “Este proyecto deberá estar en operación en noviembre de 2022”, puntualizó el ministro Germán Arce Zapata.

En esa ocasión el funcionario agregó que “con este proyecto de transmisión seguimos dando impulso a las energías renovables no convencionales, con inversiones significativas en generación, que permitirán aprovechar uno de los recursos eólicos de mayor calidad en el mundo. Los proyectos de generación y el de transmisión que hoy inicia, representan beneficios en reducción del costo de la energía y de emisiones para cumplir con las metas del sector eléctrico en el marco del COP21”.

Ya el ministro de Medio Ambiente Luis Guillermo Murillo y la UPME habían caracterizado a este departamento como el de mayor potencial en Colombia para la generación de energías renovables. “En La Guajira se podría generar toda la energía de todo el país”, dijo Murillo en esta región.

Por eso, el director de la UPME Jorge Valencia Marín, dijo al abrirse esa convocatoria, que “se trata de uno de los proyectos más ambiciosos del sector eléctrico del país con inversiones importantes que permitirá el transporte de la generación eólica producida en la península de La Guajira al resto del país”.


Primeros aportes

El Banco Mundial está interesado en apoyar esta clase de proyectos.

En la primera semana de este mes, las autoridades en La Guajira recibieron una comisión del Banco Mundial, que habló con el director de Corpoguajira Luis Medina Toro y la gobernadora encargada Tania Buitrago, del interés que tienen de financiar proyectos de energías renovables en este departamento.

“Escuchamos las propuestas que tienen, aunque no hay nada concreto aún, pero se deben analizar los beneficios que puede obtener nuestra población, porque pretendemos que, además de lo referente al medio ambiente, también haya concertación con las comunidades”, afirmó la mandataria.

Medina Toro, por su parte, dijo que esto significa que La Guajira está siendo demandada cada vez más para este tipo de proyectos que están en sintonía con la Cumbre Mundial del Cambio Climático y va a venir un auge en los próximos años.

 “Lo que queremos es que los guajiros también entren al negocio y por eso vamos a analizar las propuestas del Banco Mundial, para ver si la entidad, además de los beneficios ambientales, pueda obtener beneficios económicos para su sostenibilidad”, indicó.


Otros proyectos

En este departamento ya hay muchos proyectos que se ejecutan con energías sostenibles, solar o eólica.

Uno de ellos es el que se ejecutó por parte de Corpoguajira en ocho comunidades wayuu de Riohacha, en las que se instaló un sistema para el suministro de agua potable a través de la perforación de pozos y la instalación de una bomba sumergible que funciona con energía solar, además de tanques elevados con redes para distribución a las rancherías.

Así mismo, unas 496 familias de 37 comunidades wayuu en La Guajira encontraron la solución a los problemas de sequía y escasez de agua, a través de un proyecto en el que se instalaron sistemas de bombeo de agua con energía solar fotovoltaica y energía mecánica asistida a través de bici-bombas. Esta fue una iniciativa  de la Fundación Cerrejón- Guajira Indígena junto al Programa de Energía Limpia para Colombia de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional – USAID.

En noviembre de este año unos 1.300 estudiantes wayuu se beneficiaron con la planta potabilizadora de agua que entregó la embajada de Alemania en Colombia para el internado Aremasain, que está en jurisdicción del municipio de Manaure. Es  un modelo sostenible de una planta de agua que funciona con energía eólica y 24 paneles solares.

En ese mismo mes el ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC),  entregó tabletas y paneles solares a estudiantes del Centro Etnoeducativo de la comunidad wayuu El Estero, en Riohacha, porque solo así podrán usarlas ya que no cuentan con energía eléctrica.

5/12/17

Ventanas que son paneles solares

 Ventanas que son paneles solares

Ventanas que son paneles solares

clubinfluencers.com

El NREL, una institución estadounidense dedicada a la investigación sobre energías renovables ha desarrollado un tipo de ventanas que además son paneles solares. Utilizando perovskita (un material que desde comienzos de la década ha revolucionado la energía solar) han conseguido que estas ventanas-paneles tengan una eficiencia de conversión de energía del 11.3%.

Los paneles solares usuales son de un tono azul oscuro o negro y son completamente opacos, lo cual los convierte en candidatos terribles para una ventana. El prototipo de NREL permite que, cuando no hay demasiada luz solar disponible, la ventana es transparente. En cambio, cuando los niveles de luz solar son elevados, la ventana se oscurece y pasa a convertirse en un panel solar.

Este modelo, en su estado de “ventana” permite pasar el 68% de la luz, para dejar pasar solo un 3% cuando está en modo “panel”. La posibilidad de poder dotar a todos los edificios con este tipo de ventanas es un sueño para todo aquel que se preocupe por el medio ambiente. Construcciones con grandes superficies de ventanas, como los rascacielos, podrían tener sus necesidades cubiertas e incluso generar excedentes de energía.

No es la primera “ventana solar” que existe. Algunas, llevan las células fotovoltaicas integradas en el marco y otras, a pesar de ser transparentes como el invento de NREL, no producen mucha energía.

A pesar de que funciona, no todo es perfecto. El problema del invento es la duración ya que después de 20 ciclos de funcionamiento, parece que la capacidad de conversión de energía decae de manera perceptible. Aún así, los principios básicos han sido probados, por lo que queda claro que, en cuanto a energía solar, aún queda mucho camino por recorrer.

27/11/17

Aumenta número de usuarios de energía solar en México


Aumenta número de usuarios de energía solar en México

yucatan.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO.  (Notimex).- La reforma energética ha permitido “democratizar” la generación de energía eléctrica en México, y la de tipo solar ha registrado la mayor aceptación, destacó Juan Pablo Robert, vocero de Enlight, empresa que duplicó su número de clientes residenciales.

Detalló que en el último año, los sistemas inteligentes de energía solar que provee esta empresa mexicana, se duplicaron con más de mil nuevos contratos, lo que también es un reflejo del mayor interés que existe de parte de los usuarios residenciales por esta tecnología.

En su opinión, la generación de electricidad vía paneles fotovoltaicos esta en boga en México, debido a que ya no es un lujo sino una necesidad, sobre todo para quienes pagan mas de dos mil 500 pesos de recibo de luz y que ahora, gracias la reforma energética pueden empoderarse de sus propia generación eléctrica.

Robert señaló en un comunicado que las celdas solares que provee Enlight -ubicada entre las cinco principales compañías de energía fotovoltaica en México- han mejorado su tecnología y están hechas con silicio.

Cuando una celda se ilumina con radiación solar, explicó, se produce el denominado efecto fotovoltaico, la iluminación provoca que los portadores de carga del semiconductor se muevan y circulen por el circuito exterior al que se conecta, generando una corriente.

Robert aseveró en un comunicado que desde el primer mes de instalación se generan ahorros de hasta 95 por ciento en el pago que se realizaba con el sistema tradicional y gracias a los planes de financiamiento, esta tecnología es cada vez más accesible a todo tipo de presupuesto.

“En Enlight se diseñan sistemas solares con base en el consumo eléctrico de cada casa, de manera que se garantiza un ahorro en la factura eléctrica desde el primer mes”, destacó.

26/11/17

Mujeres elaboran paneles y cocinas solares


Mujeres elaboran paneles y cocinas solares




Mujeres elaboran paneles y cocinas solares

Las mujeres como opciones laborales locales construyen paneles solares fotovoltaicos y cocinas mejoradas en Totogalpa y Niquinohomo

laprensa.com.ni

En el tema de la energía, la mujer solo se ve como “beneficiada”, sin embargo ese concepto cambió desde que se creó la Red de Género y Energía de Nicaragua (Rige), la cual ha impulsado la participación social y el empoderamiento económico de las mujeres en este tema.

Suyen Córdoba, directora de Fuentes Alternas de Energía (DFAE) de la Universidad de Ingeniería (UNI) manifestó que se han realizado varios proyectos de energía renovable donde la mujeres son líderes.

“Por ejemplo tenemos un proyecto con veinte mujeres rurales de la comunidad de Santa Rita, en el municipio Niquinohomo. Este proyecto les genera a las mujeres opciones laborales locales en la construcción de paneles solares fotovoltaicos y cocinas mejoradas. A través de este proyecto se busca replicar la experiencia desarrollada con la organización Mujeres Solares de Totogalpa, es decir conformar una asociación local de mujeres que implemente proyectos basados en fuentes de energías renovables, para su propio crecimiento económico y desarrollo comunitario”, dijo Córdoba.

Explicó que no se trata de una red feminista, sino de mujeres empoderadas que se involucren en este tema, porque muchas son cabeza del hogar y aunque al inicio muestran una resistencia, al final lo hacen en busca del desarrollo.

La Rige está integrada por veinte organizaciones de la sociedad civil, empresas, organismos de cooperación e instituciones de gobierno. A su vez, es parte de la red Centroamericana de Género y Energía y de la Alianza Centroamericana para la Sostenibilidad Energética (Accese).

“La red es un espacio de intercambio, desarrollo de capacidades e incidencia, para visibilizar la vinculación entre el género y la energía, necesarios para el desarrollo sostenible. La Rige fue conformada en el año 2013, con el apoyo del Instituto Humanista de Cooperación al Desarrollo (Hivos) y el acompañamiento de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade)”, explicó Rosario Sotelo, presidenta del organismo Proleña.

Javier Mejía, coordinador del área de recursos naturales del Centro Humboldt manifestó que el tema de energía no solo se trata de iluminación, pues trata de tema integro que está fuertemente ligado la productividad.

“El acceso a energía no solo garantiza iluminación, garantiza emprendimiento de nuevos negocios, garantiza equidad de género, por eso es importante que nuestro país tenga un desarrollo energético basado en equidad de género, igualdad y justicia social”, señaló.


Mujeres  elaboran paneles en Totogalpa

Otro proyecto emblemático son las Mujeres Solares de Totogalpa que trabajan para generar ingresos económicos que les permitan llevar el sustento para sus familias, pero lo hacen de una forma poco convencional, pues ellas aprendieron a construir paneles, bio digestores, cocinas y hornos solares.

Recientemente ellas lograron materializar su sueño de construir un restaurante solar para la promoción, producción e investigación de la energía renovable aportando al desarrollo sostenible de su municipio.

Las 19 mujeres organizadas en la Cooperativa Casa Centro Solar de Totogalpa, son promovidas por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, “(PNUD), desde el 2008, aunque estas mujeres se agruparon desde el 2006.

23/11/17

La música de la energía renovable

La música de la energía renovable

La música de la energía renovable

eluniversal.com

Las tres grandes economías del mundo invierten fuertemente en energías renovables, en sintonía con lo establecido por el Acuerdo del Cambio Climático de París. Incluso Estados Unidos, cuyo Presidente abjuró de dicho acuerdo y donde la energía de lutita tiene todavía un importante futuro, se toma en serio este tema.

No obstante, las estrategias seguidas son por completo divergentes. Ello permite concluir que cuando la energía renovable domine el panorama, lo hará en términos manifiestamente heterogéneos. Es así que los caminos hacia este escenario serían los siguientes: uno armonioso y convergente, otro competitivo, y finalmente otro acumulativo y sin concierto.

El primero de ellos está representado por la Unión Europea, caracterizándose por la planificación estructurada de la llamada Iniciativa de la Tercera Revolución Industrial. Este camino se sustenta en varios pilares. Uno de ellos busca convertir a los inmuebles en minicentrales de generación de energía eléctrica. Ello se lograría, por ejemplo, dotándolos de paneles solares o de máquinas para convertir la basura en energía. Otro, convergente con el anterior, buscaría dotar a dichos inmuebles de mecanismos adecuados para conservar la energía obtenida, contrarrestando los altibajos en su capacidad de generación. Tal sería el caso de baterías que conservaran la energía obtenida por los paneles solares en momentos de sol. Otro pilar apuntaría hacia la creación de redes bidireccionales de transmisión de energía eléctrica. Los inmuebles podrían así intercambiar su energía: recibiéndola cuando fuese deficitaria o donándola para su retransmisión donde fuese requerida. Los vehículos eléctricos, de su parte, cargarían sus baterías en los propios estacionamientos de los inmuebles. En síntesis, esta opción se presenta como una auténtica sinfonía.

El segundo de los caminos viene representado por Estados Unidos. Éste se sustenta en un marco competitivo. La investigación y el desarrollo de fuentes de energía estarían librados a una dinámica de libre mercado. Al final algunas de esas fuentes se impondrían y otras serían desechadas. Ejemplo de esta situación se encuentra en los desarrollos paralelos de sistemas químicos que buscan replicar artificialmente el proceso de fotosíntesis para producir combustible para vehículos y los vehículos eléctricos. Mientras la primera opción haría innecesaria a la electricidad como fuente de combustión vehicular, la segunda busca hacer innecesarios a los combustibles. El mercado determinará cuál de los dos desarrollos resulta más eficiente y rentable. En síntesis, una polifonía.

El tercero de los caminos es el seguido por China. Éste busca acumular tantas fuentes de energía renovables como posible, moviéndose con rapidez y sin concierto o prioridad en todas las direcciones. Es así como el país se ha lanzado en un ambicioso proceso de construcción de centrales nucleares. Ello busca alcanzar una capacidad de 88 gigawatts para 2020 y de 150 GW para 2030. Ello incluiría, incluso, la construcción de dos centrales flotantes. Al mismo tiempo, China persigue alcanzar una capacidad de generación de energía solar de 1.000 GW para 2030 y otra de energía eólica de 400 GW también para 2030. Se trata de un proceso agregativo desordenado. Es decir, de una cacofonía.

Todos los caminos, sin embargo, conducen a Roma. Es decir, a la energía renovable y, por extensión, el final de la llamada “Lógica de Hotelling”. Según la misma, derivada del economista del mismo nombre, dado que la disponibilidad de todo producto finito se va agotando con el tiempo, su costo marginal tenderá siempre a subir. Por definición, la innovación tecnológica desafía la noción de recursos finitos, pues se avanza en dirección a un proceso sin final. De esta manera es posible creer incluso, como lo hace el famoso futurólogo Jeremy Riffkin, que las energías solares y eólicas avanzan hacia el cero costo marginal por basarse en recursos no agotables.

Queda abierta, sin embargo, una gran interrogante. ¿Podrá la energía renovable hacerse cargo por sí sola de un planeta cuya población aumenta en forma sostenida y de una economía mundial que requiere de un crecimiento permanente para hacer frente a la expansión poblacional? Un reporte proveniente de la Comisión Europea para el Cambio Climático señala que, para 2050, Europa podrá satisfacer no menos del 80% de sus necesidades por vía de las energías verdes. Un estudio reciente de la Universidad de Stanford resulta mucho más ambicioso, previendo que para 2050 el mundo podrá sostenerse con la simple combinación de las energías solares, eólicas y del agua, sin con ello limitar las posibilidades de crecimiento económico. Finalmente, un informe del Instituto de Investigación Energética de China afirma que para 2050, dicho país habrá logrado satisfacer el 86% de sus necesidades a través de las energías renovables. Bien se trate de sinfonías, polifonías o cacofonías, el fin del petróleo es la meta.

20/11/17

Flores que acaparan energía

Flores que acaparan energía

Flores que acaparan energía

El concesionario Renault de Lejona adquiere el primer «Smartflower POP» del País Vasco

abc.es

Apenas 13 años bastaron para que el grueso de la ciudadanía de Nueva York reemplazara el carruaje por el coche de motor. Una transformación que tuvo lugar a comienzos del siglo XX y que el director comercial de Leioa Berri Auto, Juan Ramón Merodio, pone como ejemplo de la rapidez con la que la sociedad es capaz de asimilar e interiorizar las nuevas tecnologías. La evolución no se detiene, y hoy son los vehículos eléctricos los que amenazan con apoderarse de las carreteras de todo el planeta. Algo de lo que es consciente la planta vizcaína de Renault, que recientemente ha instalado el primer «Smartflower POP» o «girasol fotovoltaico» del País Vasco para recargar sus automóviles y proporcionar energía renovable a sus instalaciones.

Se trata, a grandes rasgos, de un sistema de paneles solares inspirado en el movimiento de los girasoles, lo cual le permite mantener una posición constante de 90 grados con respecto al sol. Según los datos facilitados por su desarrolladora, la compañía austriaca «Smartflower», el ingenio genera hasta un 40% más de energía que las placas estáticas, lo que se traduce en 6.200 Kw al año. Es decir, 2.200 más de lo que precisa una vivienda media unifamiliar.


Electricidad verde

Toda una central de energía que ha sido instalada por primera vez en el País Vasco. En concreto, el panel se encuentra en el concesionario de Renault Dacia del municipio vizcaíno de Lejona, cuyos responsables alegan que no solo proporciona «electricidad verde» a los coches eléctricos de sus clientes, sino que también abastece al conjunto de las instalaciones de forma «completamente automática».

En este sentido, el propio Merodio explica que la decisión de instalar un «Smartflower POP» nace como respuesta a las reticencias de aquellas personas que se acercaban al concesionario «y que se mostraban preocupadas por el impacto medioambiental de las recargas». Su escepticismo, añade, se mantenía después de ver las placas solares: «Nos decían que no tenían tantos metros de tejado, que requieren de una instalación compleja y mucho mantenimiento o que afearían la estética de sus casas», afirma el director de ventas de Leioa Berri. El nuevo sistema parte con el objetivo de «evitar todo este tipo de inconvenientes» y, al mismo tiempo, «proporcionar el máximo de energía limpia».

Un fin significativo en un país que, en palabras de Julio Matilla, director general de Smartflower en España, va camino de incumplir sus compromisos medioambientales fijados para el año 2020. En esta línea, destaca que el sistema de la firma austriaca podría impulsar la energía limpia no solo porque los 14.000 euros que cuesta se pueden amortizar en pocos años, sino también por su capacidad de generar electricidad de forma más rápida y eficiente que las placas solares actuales.

El objetivo de la compañía no es solo el de impulsar su tecnología entre particulares, sino también el de alcanzar acuerdos con ayuntamientos para proveer de energía limpia a los usuarios de vehículos eléctricos. De hecho, ya se han producido los primeros contactos con el Consorcio de Bilbao al respecto, si bien aún es pronto para aventurar posibles proyectos.


Maleable

Los impulsores de la terminal hacen hincapié en las escuetas dimensiones de la misma, lo cual les permite trasladarla con facilidad en caso de necesidad. En concreto, el «POP» posee una altura de 2,65 metros y 18 metros cuadrados de paneles solares móviles. La clave reside en su sistema biaxial, que facilita el movimiento de las placas. Estas cuentan con un sistema de retroventilación, algo que, según la compañía, incrementa entre un 5 y un 10% su rendimiento respecto al de otras instalaciones. Asimismo, con el fin de evitar posibles daños, el aparato se pliega cuando detecta vientos superiores a 54 kilómetros por hora.

19/11/17

Alemania: cómo es vivir en la cuidad "más ecológica y sostenible" del mundo

Alemania: cómo es vivir en la cuidad "más ecológica y sostenible" del mundo


Alemania: cómo es vivir en la cuidad "más ecológica y sostenible" del mundo

Situada al borde de la Selva Negra, en el sur de Alemania, esta ciudad medieval es pionera en energía renovable, viviendas supereficientes e industria sostenible. ¿Cómo es la vida allí? ¿Puede aplicarse este modelo a metrópolis como las latinoamericanas?

elmostrador.cl

Friburgo era gris como la ceniza, pero ahora es verde y quiere ser aún más verde.

Esta ciudad ubicada en el sudoeste de Alemania, a los pies de la fabulosa Selva Negra, fue arrasada por las bombas durante la Segunda Guerra Mundial y decidió reconstruirse con un solo propósito en mente: ser la urbe más ecológica y sostenible del mundo.

Y numerosos hitos ("el primero...", "el más..."), además de premios y certificaciones nacionales e internacionales, demuestran que lo ha conseguido en gran medida, si se compara con otros centros urbanos de la misma escala (cerca de 230.000 habitantes).

Uno lo nota al caminar por Friburgo. En el centro —reconstruido respetando la fisonomía medieval que tuvo desde su fundación en 1120— no se ve un solo automóvil.

"Solo entran furgonetas que descargan su mercadería bien temprano por la mañana o taxis que dejan o recogen a visitantes en los hoteles", le cuenta a BBC Mundo Annika, una lugareña que trabaja en la alcaldía.

Tranvías, bicicletas y peatones son los dueños de la calle. "Para ver carros, camiones y autobuses hay que ir a la periferia", prosigue.

De inmediato se aprecia el bajo nivel de ruido. Lo que más se escucha es el timbre de alerta de los tranvías, su suave deslizamiento por los rieles, o el bullicio de los 24.000 estudiantes que avivan esta ciudad universitaria.

El aire que se respira es más puro que en otros sitios. Los lugareños se enorgullecen del bajo nivel de CO2 que emite Friburgo: según datos oficiales, han logrado reducirlo en un 20% desde la década de 1990 y aspiran a disminuirlo un ambicioso 50% en 2030.

"Tenemos claro que esta ciudad ofrece una mejor calidad de vida que las demás debido a su apuesta verde", comenta Jens, un estudiante, mientras camina hacia la biblioteca universitaria.

Pero eso no es todo: a simple vista pudimos observar que edificios públicos, viviendas, negocios, industrias, instalaciones académicas y hasta iglesias y el estadio del club de fútbol local están cubiertos por paneles solares para asegurarse un suministro eléctrico renovable. Estamos en una de las urbes más soleadas de Alemania.

Gracias a esa y otras fuentes de energía verde, además de una política de construcción que apunta a la eficiencia, los edificios de Friburgo consumen un promedio de 65 kilovatios/hora por año, mucho menos que en el resto de Alemania y otras partes del mundo.

La primera pregunta que surge es cómo ha logrado ser tan ecológica esta ciudad ubicada en el estado federado de Baden-Württemberg.

"La mentalidad de la gente, su fuerte compromiso con la sostenibilidad, ha sido fundamental para conseguirlo", le explica a BBC Mundo el alcalde Dieter Salomon, quien —no sorprende— pertenece al Partido Verde.

"Friburgo es una de las cunas del movimiento ecologista en Alemania. Aquí el activismo medioambiental se remonta a los años 70, cuando los pobladores se levantaron contra una planta nuclear. El verde está en nuestro ADN".

Pero ¿cómo es la vida en un lugar así? ¿Es cómodo, barato? ¿Y puede este singular modelo adaptarse a otras ciudades como las latinoamericanas?

BBC Mundo trata de contestar estas preguntas a través de 5 experiencias en Friburgo.


1. Siempre una parada cerca

Compramos un boleto para visitantes válido por 3 días para poner a prueba la red de transporte público de Friburgo, que está dividida en tres zonas. Costó 26 euros (el ticket por un solo trayecto tiene un precio mínimo de 2,30 y el diario, de 6,20).

Los valores de los pases son relativamente bajos en comparación con los de otras ciudades de Europa, gracias a los subsidios de la comuna y a fuertes descuentos para familias, estudiantes y pensionados.

Nuestro pasaje nos permitió viajar en el S-Bahn (tranvía) hacia la mayoría de los puntos de interés de Friburgo. Y cuando una línea se terminaba, una conexión de autobús —incluida en el boleto— nos llevaba aún más lejos.

Nuestro pase fue tan abarcador que incluso nos permitió usar el funicular más largo de Alemania para escalar, durante unos 20 minutos, los más de 1.200 metros del famoso cerro Schauninsland en la Selva Negra.

"Lo bueno es que podemos hacer casi todo en transporte público. Es cómodo y rápido; realmente no necesitas un auto", comenta Jutta, una pasajera con la que dialogamos en un viaje en S-Bahn.

"Mucha gente se moviliza también en bicicleta. Seguro que habrás visto miles de ellas en la zona universitaria", añade. Ciertamente, en Friburgo hay una densa red de ciclovías de 420 kilómetros, además de numerosas áreas peatonales como la del casco antiguo.

Según cifras de la empresa de transporte local, Freiburg Verkehr AG (VAG, por su sigla en alemán), cada año se realizan en la ciudad más de 78 millones de viajes en transporte público.

"El secreto está en la planificación del sistema, que funciona las 24 horas", le asegura a BBC Mundo Andreas Hildebrand, portavoz de la VAG.

"Por ejemplo, los tranvías pasan cada 3 o 4 minutos y tratamos de que la gente siempre tenga una parada cerca. Más del 70% de la población vive en la proximidad de una".

Hildebrand nos cuenta que, como consecuencia, la proporción de usuarios de automóviles ha caído por debajo del 30% en los últimos años.

Y entre los pocos que andan en carro, muchos utilizan una red de vehículos compartidos (car sharing) con 70 localizaciones en la ciudad.

En nuestro recorrido nos costó encontrar a alguien que se quejara del transporte en Friburgo, que se alimenta de fuentes de energía renovables.


2. Superedificios del futuro

Uno de nuestros viajes en tranvía nos dejó en el nuevo edificio de la alcaldía de Friburgo que mandó a construir el jefe comunal, Dieter Salomon. Es un impresionante cilindro de cinco pisos cubierto de miles de paneles solares en su fachada y azotea. Parece salido de una novela futurista.

Pero esa no es su única singularidad. Es uno de los tantísimos "edificios pasivos" que pueden verse en Friburgo, una de las mecas mundiales de este tipo de construcciones.

Estas estructuras cuentan con una aislación y un sistema de intercambio de aire tan eficientes que pueden mantener una temperatura constante durante todo el año y prácticamente no necesitan calefacción ni refrigeración. Por lo tanto, ahorran hasta un 90% de energía.

El estándar es muy alto: los edificios pasivos no pueden gastar más de 15 kilowatts/hora por metro cuadrado al año en caso de que haya que encender una estufa o un aparato de aire acondicionado. (Si se pasan de esa medida, pierden la certificación y los subsidios de la ciudad).

Se trata de un dato muy técnico, claramente, pero forma parte del plan de construcción y renovación que Friburgo encaró hace décadas para que sus edificios sean más sostenibles.

La nueva alcaldía es uno de los hitos de esta estrategia. Cuando se inaugure a fines de este año, allí trabajarán 850 empleados. Los paneles solares no solo generarán electricidad para consumo propio, sino también un excedente que alimentará la red eléctrica.

Gerold Wisskirchen, responsable del proyecto, nos llevó a recorrer el edificio. Además de células fotovoltaicas, la fachada tiene una aislación de al menos 30 centímetros de espesor para conservar mejor la temperatura. Y, con el mismo fin, las ventanas poseen tres hojas de vidrio.

Por dentro todos los planos son abiertos para facilitar la circulación de aire. "La mayoría de los empleados que ya se mudaron a este edificio están contentos. Pero hemos tenido un puñado de quejas", le confiesa a BBC Mundo Wisskirchen.

"A algunos les cuesta acostumbrarse a trabajar en una espacio tan amplio, con muy pocas subdivisiones y oficinas privadas. Otros se quejan de que las ventanas son pequeñas o que aislación es tan gruesa que a veces los celulares no funcionan".

Más allá de estas objeciones, la Biblioteca de la Universidad de Friburgo, una de las más grandes y modernas de Europa, es igual de extraordinaria.

Inaugurada en 2015 tras una amplia reforma para convertirla en "pasiva", ha logrado ahorrar 2 millones de euros (US$2,3 millones) al año en energía, lo que ha permitido invertir "en lo que realmente importa: comprar materiales para los estudiantes", nos dice su directora, Antje Kellersohn.

La ciudad también se precia de contar, desde mediados de los 90, con el primer estadio de fútbol del mundo alimentado con energía solar. Pertenece al club local, el SC Freiburg, que acaba de ascender a la Bundesliga (la primera división alemana).

Pero quizás la mayor estrella de la ciudad sea la Green City Tower, que se encuentra en plena construcción. Esta torre de 48 metros "es única en el mundo", le asegura a BBC Mundo Wolfgang Frey, un reconocido arquitecto que lidera el proyecto.

Ciertamente, es el primer edificio "pasivo" de oficinas y viviendas en todo el planeta.

"Su particularidad es que con los paneles solares de la fachada y del techo producirá un excedente de 1 MW (megavatio) de energía, que se almacenará en una enorme batería de litio para suministrar electricidad al resto del barrio cuando haya una mayor demanda de corriente", explica Frey.

"Es decir que la Green City Tower funcionará como un nodo energético en el distrito. No es un edificio tonto como muchos otros, sino uno muy inteligente. Es el futuro de la construcción sostenible".


3. Barrios enteros pensados para ser sostenibles

Más allá de las novedades arquitectónicas, lo que ya existe desde hace años en Friburgo en Breisgau (como se hace llamar esta urbe para diferenciarse de su homónima en Suiza) es igual de sensacional. Una de las líneas de tranvía nos acercó a uno de los barrios insignia de la ciudad: Vauban.

Fue construido a fines de los años 90 en una base militar francesa abandonada tras la Segunda Guerra Mundial. El plan fue impulsado por estudiantes y okupas que querían crear un suburbio familiar, ecológico y con bajo consumo de energía y que lograron convencer a la alcaldía de que les autorizara el proyecto y los apoyara económicamente.

Con 5.500 habitantes, Vauban suma hoy centenares de bloques de viviendas pasivas o energéticamente eficientes.

Franjas de vegetación entre las filas de casas facilitan la circulación del aire.

El barrio incluso posee pequeñas plantas que suministran agua caliente para los grifos y la calefacción usando fuentes de energía verdes como la geotérmica (calor de la Tierra) o calderas alimentadas con biomasa (restos de troncos que descarta la industria maderera local).

Los desechos orgánicos de las casas (comida y excrementos) son canalizados hacia una planta que produce biogás, el cual se aprovecha para cocinar.

Los escasos autos que poseen los residentes no se ven porque son guardados en cuatro estacionamientos distribuidos por todo el distrito. Los visitantes solo cuentan con algunos espacios en la calle para aparcar.

En Vauban dialogamos con dos vecinas sobre cómo es vivir en este barrio. "Es como debe ser Friburgo: aire limpio y silencio. Qué más queremos", expresa una de ellas. "Y pagamos menores cuentas de electricidad", acota la otra.

No obstante, hay algunas dudas sobre si muchas de las construcciones que se ven en el distrito son efectivamente ecológicas.

Andrea Phillip, representante de la agencia Aiforia que promueve la sostenibilidad en Friburgo, compartió con BBC Mundo sus reparos: "Puede que los edificios sean muy eficientes energéticamente, pero no sabemos realmente si los materiales utilizados para construirlos son verdes en todos los casos".

"Hace falta más transparencia en este sentido".


4. Viviendas sociales también verdes

En nuestro recorrido fue evidente que Friburgo no solo es una ciudad con conciencia ecológica, sino también social.
Cuando nos bajamos del S-Bahn en el barrio de Weingarten-West, donde vive un gran número de familias desfavorecidas, inmigrantes y refugiados, nos encontramos con la primera torre pasiva para vivienda social de Alemania y probablemente del mundo.

Este edificio de 45 metros de altura y 16 pisos, conocido como "Bugginger Strasse 50" (por su dirección), fue construido en la década de 1960 y "saneado" en 2010 para convertirlo en una estructura mucho más eficiente.

"Para ello se consultó a los residentes y se los incluyó en todas las etapas del proyecto para que entendieran la naturaleza de las reformas y cómo los beneficiaría", le cuenta a BBC Mundo, al pie de la torre, Renate Bräu, representante del departamento de obras de la ciudad.

Bräu luego nos presenta a Trandin Konstanze, una de las residentes de los 90 apartamentos del edificio, quien nos invita a su vivienda en el noveno piso. No bien entramos, Trandin nos muestra las rejillas de ventilación en lo alto de las paredes y un interruptor para regular la intensidad con la que ingresa el aire.

"Yo no tenía la menor idea de lo que era una casa 'pasiva', pero durante las reformas hubo un grupo de personas que nos enseñaron a vivir en un edificio así", nos aclara.

"Nos dijeron que no era necesario abrir las ventanas ni usar calefacción y que podíamos incrementar la circulación de aire con este interruptor de dos posiciones cuando, por ejemplo, cocinábamos o recibíamos a mucha gente. El sistema es más silencioso de lo que pensábamos", opina Trandin señalando el mencionado botón.

La ventilación tiene su cerebro en lo alto de la torre: es el llamado "intercambiador de aire".

Como en el resto de las viviendas "pasivas" (aunque en este caso de enormes proporciones), es un dispositivo sencillo que, por medio de ventiladores y tubos que se entrelazan, deja entrar el aire exterior y expulsa el interior sin que se altere la temperatura de la corriente dentro de los apartamentos. Esto tiene el beneficio adicional de controlar la humedad.

"Yo me acostumbré a vivir en este edificio, me siento cómoda. El ambiente suele ser templado; para encender la calefacción habría que andar en bikini en invierno", se ríe Trandin. "Y cuando hace calor, solo bajo las persianas para que evitar el sol directo. Mis cuentas de electricidad por suerte bajaron. Pago unos 310 euros (US$360) al año".

Claro que hay algunos problemas en una torre tan cerrada como "Bugginger Strasse 50". "A veces, cuando alguien cocina el olor es muy fuerte y hay gente que sigue dejando las ventanas abiertas o prendiendo la estufa, lo que afecta a todo el edificio y lleva a que se gaste más energía", lamenta nuestra anfitriona.

La trabajadora social Kristel Werb, quien asiste a los residentes, le comenta a BBC Mundo que la experiencia de Trandin muestra "cuán importante es educar a quienes habitan en los edificios verdes desde antes de que los ocupen".

"Las casas pasivas son un excelente instrumento, pero de nada sirven si la gente no sabe cómo sacarles provecho".

En la actualidad, Friburgo está "saneando" otros tres complejos de viviendas sociales y en el futuro espera sumar más.


5. Economía: la ecología es rentable

Si algo ha demostrado la experiencia de Friburgo es que la apuesta por la ecología y sostenibilidad es rentable, al contrario de lo que algunos piensan.

"Somos la ciudad más verde del mundo, no me cabe duda", le asegura a BBC Mundo Bernd Dallmann, jefe de negocios del organismo de promoción económica de la comuna. "Y para nosotros eso ha tenido muchos réditos".

Dallmann explica que, gracias al plan de eliminación de plantas nucleares encarado por el gobierno de la canciller Angela Merkel, hasta 2050 se espera una inversión de 500.000 millones de euros (US$583.000 millones) en la llamada "revolución energética verde".

Si algo ha demostrado la experiencia de Friburgo es que la apuesta por la ecología y sostenibilidad es rentable, al contrario de lo que algunos piensan.

Y afirma que Friburgo, con su amplia experiencia y generosos subsidios, se ha convertido en un polo de expertos y desarrollo tecnológico en la materia a nivel mundial, lo que la ha vuelto "muy atractiva y promisoria" desde el punto de vista económico.

El sector verde cuenta con 2.000 compañías y 12.000 empleados en la ciudad, donde además se encuentra la sede del mayor instituto de investigación de energía solar de Europa, el Fraunhofer ISE.

Se espera que en los próximos años el mercado de energías renovables y saneamiento de infraestructura para volverla más sostenible alcance los 15.000 millones de euros (US$17.500 millones) tan solo en esta parte de Alemania.

Además, grandes multinacionales como la farmacéutica Pfizer se han instalado en el recién creado Parque Industrial Verde de Friburgo, que usa energía predominantemente verde y apenas genera el 10% de las emisiones de la CO2 de la ciudad.

Luego de que un largo trayecto en tranvía y autobús nos condujera al Parque, pudimos ver el potencial de ese inmenso predio. Unas 300 empresas ya se han sumado a este proyecto, seducidas por los beneficios que les reporta la tecnología verde: más eficiencia en las líneas de producción y ahorro de energía.

"Nosotros en Pfizer gastamos no más de 10 millones de euros (US$11,6 millones) para transformar nuestra planta en una industria verde", le cuenta a BBC Mundo Michael Becker, director de ingeniería de la empresa que fabrica Viagra, entre otros conocidos fármacos.

Eso incluye —según explica— la construcción de edificios pasivos, el uso de energía solar, geotérmica y generada con biomasa, sistemas eficientes de recuperación de calor y frío, y reciclaje de residuos.

"Pero le garantizo que los ahorros han superado con creces a los costos de las reformas. Nosotros, por ejemplo, hemos logrado recortar el consumo de energía en un 55%, equivalente a 400.000 euros anuales (US$466.000); es mucho dinero en el largo plazo", afirma Becker.

Asimismo, la "revolución verde" —junto con la buena calidad de vida— ha convertido a Friburgo en un imán para profesionales del resto de Alemania y del mundo.

"Mucha gente quiere venir a vivir acá; eso es bueno", le comenta a BBC Mundo Andrea Phillip, de la agencia Aforia, que fomenta la sostenibilidad en la ciudad.

"Pero el creciente interés ha generado un problema: los alquileres de viviendas se han encarecido (aquí es más común rentar que comprar). Hoy cuestan 10 u 11 euros por metro cuadrado, lo que representa hasta un 50% de los sueldos", añade.

El alcalde de Friburgo, Dieter Salomon, coincide en que éste es uno de los grandes retos que enfrenta la ciudad: "La protección ambiental y la escasez de tierras impiden la construcción de nuevas viviendas para acomodar a un creciente número de residentes. Es algo que debemos resolver y aún no sabemos muy bien cómo".

A pesar de los inconvenientes, Salomon sostiene que su comuna es un gran modelo de sostenibilidad para otras ciudades. "Solo en el último año nos visitaron 22.000 funcionarios, expertos y arquitectos de todo el planeta para ver cómo lo hacemos".

El alcalde dice que además Friburgo se asoció con 12 ciudades de otros países para asesorarlas en el desarrollo de centros urbanos verdes, entre ellas una de América Latina: Managua.

¿Pero es posible adaptar el modelo de la apacible Friburgo a metrópolis con tanto ajetreo y contaminación como Ciudad de México, Sao Paulo y Buenos Aires?

"Yo soy el alcalde de un pueblito, no soy quién para darles consejos a mis pares latinoamericanos", bromea Salomon.

"Ahora hablando en serio, creo que la política verde de Friburgo ha sido exitosa por la escala de la ciudad y porque arrancó desde muy temprano. Quizá sea difícil lograr algo parecido en ciudades tan descomunales que han crecido tan desordenadamente como las de América Latina".

16/11/17

CIMCON Lighting lanza la novedosa y revolucionaria plataforma NearSky™ para ciudades inteligentes


CIMCON Lighting lanza la novedosa y revolucionaria plataforma NearSky™ para ciudades inteligentes

prnewswire.com

NearSky™, la primera plataforma que transforma la infraestructura de alumbrado público existente en un sólido Internet de las Cosas al aire libre para dispositivos y servicios de ciudades inteligentes.

BOSTON, 15 de noviembre de 2017 /PRNewswire/ -- CIMCON Lighting, el proveedor líder mundial de alumbrado inteligente y tecnologías para ciudades inteligentes, ha anunciado hoy el lanzamiento de su plataforma NearSky™ y de la línea de productos NearSky™ 360. La plataforma NearSky™ pone al "Internet de las Cosas al aire libre" al alcance de las ciudades al habilitar multitud de dispositivos, sensores y aplicaciones en una gran variedad de redes eléctricas inteligentes de toda la ciudad para hacer realidad la visión de una verdadera ciudad inteligente.

El alumbrado inteligente es la pasarela de acceso a la ciudad inteligente y conectada, y la plataforma NearSky™ ayuda a ciudades y servicios públicos a monitorizar, medir, gestionar y monetizar el alumbrado público y otros activos fijados a los postes de luz o situados cerca de estos. Ahora, es posible agregar fácilmente a cualquier implementación de una ciudad inteligente ciertas aplicaciones como implementaciones de pequeñas celdas, acceso a redes de baja potencia y área amplia (LPWAN), detección del entorno y de amenazas, monitorización ambiental y otras aplicaciones de seguridad pública.

NearSky™ 360 de CIMCON acelera la evolución de las ciudades a "ciudades inteligentes" al proporcionar una estructura básica sólida y escalable para los datos de la ciudad, a través de sensores, controles y dispositivos fijados a cualquier poste de luz o situados cerca de estos. Una simple instalación que posibilite la conexión y el uso directo permite que NearSky™ 360 capture, acumule y comunique fácilmente los datos de sensores de múltiples dispositivos en una gran variedad de redes de infraestructuras de medición avanzada (AMI, por sus siglas en inglés) y de ciudades inteligentes. NearSky™ 360 también proporciona interfaces de comunicación y alimentación externas, medición para facturación y reembolsos y procesamiento de bordes para estos dispositivos.

"Nuestra plataforma NearSky™ y la familia de productos NearSky™ 360 continúan el gran legado de innovación tecnológica del que se enorgullece CIMCON", afirmó Anil Agrawal, consejero delegado de CIMCON Lighting. "NearSky™ ofrece a las ciudades una perspectiva real de sus operaciones y la capacidad de realizar cambios de forma ágil para aumentar todavía más su eficiencia operativa, reducir costes energéticos, proteger el medioambiente, mejorar la seguridad pública y, en última instancia, mejorar la calidad de vida de los habitantes".


Acerca de CIMCON Lighting, Inc.

Con un legado de más de 25 años de innovación y experiencia en automatización industrial y aplicaciones inalámbricas al aire libre, CIMCON Lighting es el proveedor líder mundial de soluciones inalámbricas de gestión de alumbrado al aire libre escalables e inteligentes para alumbrado público tradicional, de tecnología LED o basado en energía solar, así como de diferentes dispositivos y aplicaciones para ciudades inteligentes. Centrado en proporcionar soluciones que ofrezcan el "coste de propiedad de vida útil" más bajo, CIMCON proporciona tecnologías de hardware y software que permiten que las ciudades y servicios públicos monitoricen, mantengan y, en muchos casos, moneticen sus activos de alumbrado y otros dispositivos fijados a los postes de luz o situados cerca de estos. A través del concepto "Just in Time Lighting™" de CIMCON se reducen los costes de reparación, mantenimiento y energía, al tiempo que se mejora la calidad de los servicios de alumbrado y se facilita el camino hacia las ciudades inteligentes. Las soluciones de gestión de alumbrado de CIMCON son aptas para carreteras, zonas de estacionamiento y garajes subterráneos, campus corporativos y universitarios y para una gran variedad de aplicaciones industriales.