21/5/14

Chihuahua: Primer hotel con biotecnologías




Chihuahua: Primer hotel con biotecnologías

Aliado del medio ambiente State Inn

oem.com.mx.-Venessa Rivas Medina

El Hotel State Inn es el primero en aplicar tecnologías ecológicas en sus instalaciones a fin de cuidar el medio ambiente, pues cuentan con colectores solares para calentar el agua que utilizan en la cocina, lavados, lavandería y regaderas. También tienen paneles solares para la generación de electricidad, lo que redunda en un ahorro considerable, sin dejar de mencionar que tiene una arquitectura bioclimática.

Su proyecto más reciente es la instalación de una planta para reciclar el agua de las lavadoras que se utilizará para el riego del jardín, así como el lavado de cocheras, patios y techos, explicó el gerente Guillermo Enríquez Tamez.

State Inn es un hotel familiar, tipo colonial mexicano, cuenta con 44 cómodas habitaciones con camas individual, matrimonial y king size para las necesidades de cada huésped. Todas las habitaciones tienen una atractiva bóveda catalana construida por artesanos mexicanos. Desde el 1 de enero de 1983 ofrece sus servicios y la característica es que cuenta con varias antigüedades que realzan su belleza.

El plus de este hotel es que utiliza energía solar fotovoltaica que es una fuente de energía que produce electricidad de origen renovable, obtenida directamente a partir de la radiación solar mediante paneles y colectores solares.

ENERGÍA FOTOVOLTAICA

La energía solar fotovoltaica se basa en la captación de energía solar y su transformación en energía eléctrica por medio de celdas fotovoltaicas, con la instalación de los paneles solares, ellos generan la electricidad que consumen y aun así tienen excedente que envían a la Comisión Federal de Electricidad gracias a un medidor bidireccional.

La conversión de la energía solar a eléctrica se realiza de manera limpia, directa y elegante. Se cuenta con 156 paneles solares, distribuidos en 3 secciones de 52 paneles, cada sección cuenta con un inversor que convierte la corriente directa a la corriente alterna. Cada inversor cuenta además con un monitoreo vía electrónica para conocer la cantidad de electricidad que se va produciendo.

Desde que sale el sol hasta que se mete se genera energía eléctrica, por lo que la medición se hace a través de un medidor bidireccional que registra la cantidad de kilowatts que generan los paneles solares del State Inn y lo que la CFE le suministra. Durante estos primeros meses del año el consumo ha sido cero, por lo que tienen un colchón para los próximos meses de intenso calor donde se incrementa el uso del aire acondicionado.

De acuerdo al medidor bidireccional, durante la mañana el hotel genera más electricidad de la que consume, hasta ayer se registraba que el hotel había generado 15 mil 215 kilowatts y la CFE les había mandado 10 mil 111 kilowatts, con el excedente de más de 5 mil kilowatts se paga un mes de luz.

En varias partes del hotel, principalmente en el área de salones, se cuenta con domos solares que proveen los espacios de la luz necesaria. Los salones Arareko, Cusárare y Divisadero, con capacidad para 25, 45 y 100 personas, son utilizados para conferencias, cursos, entrevistas, exhibiciones, exposiciones, pláticas, reuniones, seminarios y talleres, por lo que durante el día gracias al sol cuentan con la iluminación necesaria. Estos salones fueron construidos con material térmico.

AGUA CALIENTE GRACIAS AL SOL

Desde hace más de 5 años aprovecharon el Fideicomiso de Ahorro de Energía Eléctrica, esto a través de cursos que impartieron a los empleados de varios hoteles para eficientar los recursos naturales y ahorrar.

El primer paso que realizó el State Inn fue cambiar los focos incandescentes a fluorescentes, actualmente empiezan a cambiar a tecnología led.

Así mismo, desde hace 5 años empezaron a instalar los colectores solares que se utilizan para calentar el agua necesaria para abastecer la cocina, lavabos, lavandería y regaderas. Ocho de los 12 meses del año el agua se calienta gracias a los colectores solares.

A la fecha cuentan con 16 colectores solares que calientan el agua de un tanque de 6 mil litros, en los días de mucho calor el agua se calienta de entre 45 a 70 grados centígrados.

Cuando los huéspedes consumen agua, inmediatamente se toma del tanque de almacenamiento y las calderas no tienen que calentar el agua, por lo que redunda en un ahorro de gas.

En el área de calderas se cuenta con el monitoreo que indica la temperatura en la parte de arriba del tanque, así mismo a qué temperatura entra el agua y a qué temperatura sale, entre otras cosas.

Guillermo Enríquez Tamez detalló que la tecnología de los colectores solares es mexicana, se compró con un proveedor de Guanajuato y la instalación de los paneles con uno de Chihuahua.

Uno de los proyectos a corto plazo es la instalación de un sistema termodinámico que les permita que el consumo de gas sea cero, a la fecha están analizando la propuesta de un proveedor local para definir la capacidad de los paneles termodinámicos que les permitan tener caliente el agua durante la noche, así mismo para que la calefacción pueda estar prendida durante el día y la noche.

CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE


En las habitaciones, los baños cuentan con un sistema para los líquidos y sólidos, es decir en cada evacuación el huésped decide cuántos litros de agua gastará. Esto genera un ahorro en la cuestión de uso de agua.

Al menos dos secciones del jardín les colocaron pasto sintético para ahorrar litros de agua. A la fecha sólo el jardín principal es natural, el cual se pretende regar con el agua reciclada de las lavadoras. Su atractivo es que cuenta con bombas de gasolina viejas, la más antigua data de 1922.

Desde hace meses, en las lavadoras colocaron unos medidores de agua para monitorear la cantidad de agua que se descarga por parte de las lavadoras, a la fecha la cantidad varía entre 8 y 10 mil litros por semana. Eso los ha llevado a otro proyecto que es la instalación de una planta tratadora de agua de las lavadoras.

Además en los medidores de agua instalaron expulsores de aire para ahorrar.

Desde la recepción y área de restaurante se cuenta con arquitectura bioclimática, pues se aprovechó la cuestión de recursos naturales como lo es el sol, al instalar ventanas de doble vidrio y abrir nuevos espacios para la entrada del sol. En este sitio se exhiben varias antigüedades que trasladan al visitante al pasado, resaltan en su interior dos bóvedas catalanas de doble altura. El visitante puede apreciar pianos, relojes, calderas, hasta barrotes de la antigua penitenciaría, así como un gigante conmutador y una tina de baño convertida en mesa de centro, entre otras cosas.

El cambio de ventanas tradicionales a ventanas de doble vidrio se está realizando, ya que eso permite disminución de ruido y conserva la temperatura.

En las habitaciones se cuenta con calefacción a base de un sistema de radiadores de agua, una tecnología muy utilizada en Europa. Entra el agua caliente y empieza a circular, con lo cual el calor va subiendo. "Es una calefacción segura porque no utiliza gas, no hace ruido y es eficiente".

Este es el primer hotel en la ciudad en contar con biotecnologías que le permiten al huésped una estancia agradable y al hotelero crecer económicamente.

- Genera su propia energía a través de 156 paneles solares

- Sus 16 colectores solares le permiten tener agua caliente en cocina, lavados, lavandería y regaderas

- Cambió los focos incandescentes por fluorescentes y más recientemente, por led

- Construcción de domos y ventanas de doble vidrio ayuda en la iluminación y conservación de la temperatura

No hay comentarios:

Publicar un comentario